UIF congela cuentas de Vera Carrizal, presunto agresor de saxofonista

El exdiputado es considerado un prófugo de la justicia debido a que es el presunto responsable del ataque con ácido a la saxofonista María Elena Ríos.

Desde el mes de septiembre de 2019, el exdiputado Juan Antonio Vera Carrizal es considerado un prófugo de la justicia debido a que es señalado como el presunto autor intelectual del ataque perpetuado con ácido a la saxofonista María Elena Ríos.

Al respecto, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca y la Unidad de Inteligencia Financiera –UIF– del Gobierno de México, informaron que las cuentas bancarias del exfuncionario han sido canceladas.

Uno de los encargados de dar a conocer esta acción fue Santiago Nieto, titular de la UIF, esto con la intención de contribuir a las investigaciones que señalan al expriista como culpable por el ataque de María Elena.

Otros delitos y recompensa por su captura

Además, Juan Antonio Vera Carrizal es acusado por lavado de dinero y por presunta participación directa en delitos como el huachicol, debido a que se desempeñaba también como un empresario de la industria gasolinera.

Ante este panorama, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca ha ofrecido una recompensa de hasta un millón de pesos por información o datos que ayuden a dar con el paradero del exdiputado.

Recordemos que para la captura de Vera Carrizal, las dependencias estatales y federales colaboran con la Policía Internacional –Interpol por sus siglas en inglés–.

Prohibida la reproducción parcial o total.  Todos los derechos reservados de Rubicon, Global Trade, Customs & Business Partnership, S.C., del Autor y/o Propietario original de la publicación.  El contenido del presente artículo y/o cualquier otro artículo, texto, boletín, noticia y/o contenido digital, entre otros, ya sea propio o de tercero alguno, publicado en nuestra página de internet u otros medios digitales, no constituye una consulta particular y por lo tanto Rubicon, Global Trade, Customs & Business Partnership, S.C., sus colaboradores, socios, directivos y su autor, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el lector o destinatario le pueda dar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario