Seade busca encabezar la OMC pero, ¿qué desafíos enfrenta?

Jesús Seade, quien ayudó a negociar un acuerdo comercial de México con Estados Unidos y Canadá (T-MEC) tiene mucha experiencia en el papel para ganar la carrera para liderar la Organización Mundial del Comercio (OMC). Pero también enfrenta algunos obstáculos políticos molestos.

Seade, actual subsecretario de América del Norte, trabajó en la creación de la OMC hace casi tres décadas. Su carrera abarca el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y universidades en Hong Kong y China. Fue uno de los principales negociadores de México para la sustitución del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que entró en vigor el 1 de julio, un pacto alcanzado con el principal funcionario comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer.

Pero la carrera de Seade puede verse obstaculizada por las difíciles circunstancias de la carrera de este año y las zarzas de la diplomacia internacional. Roberto Azevedo, el jefe saliente de la OMC, es brasileño. Algunas naciones quieren buscar su sucesor fuera de América Latina. Para algunos miembros de la OMC como China, la relación de Seade con Lighthizer puede alinearlo demasiado con Estados Unidos.

La búsqueda de la diversidad también puede favorecer a otros. Después de tener a seis hombres como directores generales desde la fundación de la OMC en 1995, dos mujeres de raza negra de grandes economías africanas con currículums y visiones impresionantes, Amina Mohamed, de Kenia, y Ngozi Okonjo-Iweala, de Nigeria, son consideradas las primeras.

“Siempre he visto a Seade como uno de los candidatos más fuertes”, comentó William Reinsch, funcionario comercial de la administración Clinton y asesor principal del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

“No todos los candidatos marcan todas las casillas. Comprueba muchos de ellos”.

Tiene “dos inconvenientes” de género y geografía, dio a conocer Reinsch.

El destino de Seade y el de cualquier otro competidor podría ser víctima de la disputa comercial más grande entre Estados Unidos y China. En julio, los delegados de la OMC ni siquiera pudieron ponerse de acuerdo en elegir un líder interino cuando Azevedo se vaya el 31 de agosto. Estados Unidos exigió que un subdirector general estadounidense obtuviera el puesto interino. China retrocedió.

El impasse hace surgir el ‘fantasma’ de que la OMC no llegue a un acuerdo sobre un nuevo líder por un periodo de cuatro años. El proceso podría extenderse potencialmente hasta el próximo año, haciendo que el posible cambio en la presidencia de Estados Unidos en enero sea otro comodín.

Está en juego el liderazgo del organismo mundial que cubre las reglas del comercio en un momento en que los países están imponiendo políticas proteccionistas, en particular para garantizar un suministro adecuado de alimentos, medicamentos y equipos de protección durante la pandemia de COVID-19.

Seade, quien se ha estado reuniendo con representantes de las naciones de la OMC en Ginebra, está en Washington esta semana y se reunió el martes con Lighthizer para buscar el apoyo de Estados Unidos.

El economista mexicano comentó en una entrevista que las naciones deberían estar más preocupadas por encontrar al candidato mejor preparado que preocuparse por la nacionalidad o el género.

Lighthizer no ha dicho públicamente a quién respalda Estados Unidos, y hacerlo podría dañar a ese candidato, afirmó Reinsch.

“No esperaría manchas o huellas digitales en esto”, precisó. “Lo mejor que le puede pasar a Seade es que Estados Unidos y Lighthizer no digan nada”.

Seade está familiarizado con el desafío de equilibrar entre Estados Unidos y China basado en más de una década en el mundo académico en Asia y trabajando en las instituciones de Bretton Woods con sede en Washington, donde su cartera incluía los esfuerzos de alivio de la deuda de África.

Tiene un doctorado en Economía por la Universidad de Oxford.

En el proceso de selección de la OMC, un trío de funcionarios actuales reducirá los candidatos de los actuales ocho a cinco en una consulta privada con los 164 países miembros a partir del 7 de septiembre. A partir de ahí, el grupo se reducirá a dos, y luego a uno se recomendará como elección de consenso.

“Es más un arte que una ciencia”, añadió Rufus Yerxa, presidente del Consejo Nacional de Comercio Exterior en Washington y ex subdirector general de la OMC. “Nunca se sabe cuántos aliados va a tener un candidato en particular”.

Seade, de 73 años, ya está impulsando una agenda ambiciosa si consigue el trabajo, prometiendo dentro de sus primeros cien días completar un acuerdo pesquero estancado durante mucho tiempo y acordar medidas para reparar el organismo de resolución de disputas de la OMC mediante la creación de un comité de supervisión.

“Necesitas una mano experta que empiece a funcionar”, aclaró Seade.

En un momento en que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, el Banco Interamericano de Desarrollo y otros grupos también elegirán un líder, las naciones pueden intercambiar apoyo para candidatos en diferentes procesos, dijo Kelly Ann Shaw, socia de Hogan Lovells en Washington. y un ex funcionario comercial de la Casa Blanca de Trump.

“No descartaría a nadie todavía”, indicó. “Es una situación de ‘cualquier cosa puede pasar'”.

Con la asistencia de Bryce Baschuk

Prohibida la reproducción parcial o total.  Todos los derechos reservados de Rubicon, Global Trade, Customs & Business Partnership, S.C., del Autor y/o Propietario original de la publicación.  El contenido del presente artículo y/o cualquier otro artículo, texto, boletín, noticia y/o contenido digital, entre otros, ya sea propio o de tercero alguno, publicado en nuestra página de internet u otros medios digitales, no constituye una consulta particular y por lo tanto Rubicon, Global Trade, Customs & Business Partnership, S.C., sus colaboradores, socios, directivos y su autor, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el lector o destinatario le pueda dar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario