Papelerías vuelven a las clases con su ‘mochila’ hasta 40% más ligera

A partir del 24 de agosto los alumnos comenzarán a regresar a clases de forma gradual y virtualmente, debido a que la contingencia sanitaria obligó a las escuelas a ofrecer educación a distancia, a fin de evitar los contagios del coronavirus, lo que provocará que la compra de útiles escolares se desplome hasta 41 por ciento anual para este ciclo, en comparación con el año anterior.

En 2019, las familias mexicanas gastaron 4 mil 465 pesos en la compra de artículos escolares, mientras que para este ciclo la previsión es que el gasto se contraiga hasta mil 828 pesos, para alcanzar los apenas 2 mil 637 pesos, anticipó la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) y la concentradora de ofertas Tiendeo.

La mudanza de las aulas físicas a las salas de los hogares tiró 80 por ciento anual la demanda de uniformes escolares y de mochilas, mientras que la de cuadernos y libros cayó 57 y 30 por ciento, respectivamente, de acuerdo con datos de la plataforma de ofertas Tiendeo.

“Claramente sí hay una caída en ventas, pero no como esperábamos, en nuestro caso es del 15 por ciento, pero todavía falta que termine agosto a septiembre. Mochilas caen más del 50 por ciento, cuadernos un aproximado del 35 por ciento”, confirmó José Antonio Padrón, director de operaciones de Lumen.

El año pasado las empresas de papelería y productos de oficina sumaron ventas por mil 566.4 millones de dólares, Office Depot se colocó como el líder con 36.6 por ciento de participación de mercado, seguido de Lumen con 15.2 por ciento y Office Max con 13.9 por ciento, de acuerdo con datos de Euromonitor.

El 70 por ciento de las ventas del sector se concentra de julio a septiembre con el regreso a clases, informó la Asociación Nacional de Fabricantes de Artículos Escolares y de Oficinas (ANFAEO), que agrupa a 50 productores que comercializan sus artículos a través de 500 mayoristas que representan el 60 por ciento de las ventas al surtir a las 120 mil papelerías del país, y tiendas especializadas y de autoservicio, que representan el otro 40 por ciento de las ventas.

El cierre desde abril de las papelerías, mismas que fueron declaradas esenciales hasta el 3 de agosto, provocó que hasta 10 mil de estos negocios quebraran por la pandemia, informó Diego Céspedes, presidente ANAFAEO.

“Estas papelerías cerraron la gran mayoría junto con las escuelas desde abril, y no fueron decretadas como esenciales hasta el 3 de agosto, calculamos que entre 8 y 10 mil papelerías ya quebraron”, alertó.

En un escenario similar se encuentra la Asociación de Librerías de México (ALMAC), integrada por cadenas como El Sótano, Gandhi y Porrúa, de las cuales se estima que poco más del 20 por ciento, es decir cerca mil de estos negocios cerró definitivamente.

“En términos generales aproximadamente 50 por ciento de las librerías ya está funcionando, otro 30 por ciento están manejando venta en línea y a la expectativa para abrir, mientras que el otro 20 por ciento ya no abrió y habló de pequeñas y sucursales de las grandes cadenas, esto nos ha pegado a todos”, apuntó Georgina Abud, directora de la ALMAC.

Señaló que en comparación al año pasado las ventas de los libros escolares están por debajo del 30 por ciento, la misma proyección de merma que reporta la Cámara Nacional de la Industria Editorial (Caniem).

“Pensamos que se va a caer la venta un 30 por ciento por lo menos, porque la matrícula de colegios privados está bajando por la misma crisis que estamos pasando”, dijo Juan Luis Arzoz, presidente de la Caniem.

El home office y home school fue positivo para la demanda de tecnología en Best Buy, que aceleró su venta de productos de conexión a internet en 60 por ciento, cómputo y audífonos 30 por ciento, y productos de automatización en casa 20 por ciento.

“No tenemos afectación como tal, porque el consumo de electrónicos no ha parado, televisiones y laptops es de lo que más se está vendiendo, la pandemia los aceleró, sin duda, en términos de educación y trabajo en casa”, afirmó Ricardo Rivera, director de marketing de Best Buy.

Luego de que tuvieron sus 46 tiendas cerradas se enfocaron en su comercio electrónico que de abril a junio creció 2.4 veces, algo que la empresa esperaba, pero hasta los siguientes tres años.

El portafolio de arte y colores es la fortaleza de Lumen durante la pandemia que se extiende para el regreso a clases con su apuesta por unas alas que los niños de kinder y primaria pueden colorear, para medir la distancia que deben tener con sus compañeros.

“Esperábamos una caída importante de ventas que no sucedió, no cayó gracias a que abrimos pickup y por aliarnos con Cornershop. No sucedió porque la demanda de especialidades de arte y dibujo creció de manera exponencial”, dijo Padrón.

Con el cierre de sus 56 tiendas en el país, se vieron obligados a fortalecer su comercio electrónico que creció 600 por ciento.

Además, al verse rebasados por la demanda los directivos se volvieron empacadores y repartidores, esto previo a implementar pickup para que los consumidores recogieran en tienda, una opción que tomaron el 60 por ciento de los compradores.

Prohibida la reproducción parcial o total.  Todos los derechos reservados de Rubicon, Global Trade, Customs & Business Partnership, S.C., del Autor y/o Propietario original de la publicación.  El contenido del presente artículo y/o cualquier otro artículo, texto, boletín, noticia y/o contenido digital, entre otros, ya sea propio o de tercero alguno, publicado en nuestra página de internet u otros medios digitales, no constituye una consulta particular y por lo tanto Rubicon, Global Trade, Customs & Business Partnership, S.C., sus colaboradores, socios, directivos y su autor, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el lector o destinatario le pueda dar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario