Monterrey se rezaga en movilidad

Monterrey y su área metropolitana se ha quedado rezagada en materia de transporte urbano frente a otras ciudades de México y América Latina.

Así lo consideró Moisés López Cantú, experto en el tema y autor del libro “Procesos de transformación de sistemas de Transporte Público: las claves del éxito” en un seminario organizado por el Consejo Nuevo León.

“En México hay ciudades que tienen mejor movilidad que nosotros, como Guadalajara, Mérida y Pachuca, y no se diga si nos comparamos con Bogotá, Colombia; Sao Paolo, Brasil, o con otras ciudades de América Latina”, indicó López.

Señaló que el sistema de transporte público en Monterrey y su área metropolitana se encuentra en una crisis profunda.

El consultor mencionó que esto afecta a gran parte de la población de Monterrey y su área metropolitana, ya que el 40 por ciento de los hogares no cuenta con automóvil para sus traslados, porcentaje que representa alrededor de 2.5 millones de personas.

En el seminario transmitido vía Zoom, donde el tema fue Movilidad y Espacio Público, Julia Neira Tijerina, directora de Gestión del Entorno Urbano del Distrito Purísima-Alameda Talisis, dijo que las mujeres y las niñas experimentan mayores desigualdades con relación al transporte colectivo.

“La movilidad es fundamental para acceder equitativamente a las oportunidades que ofrece la ciudad; limitar el derecho de las niñas y mujeres a una movilidad segura, accesible y asequible sostiene la desigualdad de género”, indicó la experta en urbanismo.

Las mujeres realizan viajes más complejos y en mayor cantidad debido a los desplazamientos con niñas, niños y adultos mayores a su cuidado.

“Las mujeres tienen una mayor dependencia del transporte público, aún y cuando no se atiendan sus necesidades de movilidad debido a patrones de movilidad predominante e históricamente utilizados por hombres”, afirmó.

Agregó que los dos retos principales que enfrentan y enfrentarán las grandes ciudades son la desigualdad y el cambio climático.

Comentó que cada vez cobra mayor importancia el concepto del derecho a la ciudad por parte de sus habitantes.

Sin embargo, apuntó que la desigualdad social es una limitante al derecho de la ciudad que deben tener todos los habitantes.

Y FALTAN BANQUETAS PARA PEATONES…

Caminar o andar en silla de ruedas por Monterrey y su área metropolitana es un peligro porque muchas calles no cuentan con banquetas en buen estado ni con las condiciones de accesibilidad para personas con alguna discapacidad.

Eduardo Quintanilla Pedraza, integrante del colectivo La Banqueta se respeta, comentó que en esta agrupación impulsan establecer en la agenda la movilidad peatonal de una manera digna desde distintas trincheras.

Desde la agenda pública aplicando a leyes y reglamentos la prioridad dentro del espacio público y a través de las redes sociales difundiendo denuncias ciudadanas.

El activista social, quien participó en un seminario organizado por el Consejo Nuevo León sobre movilidad y espacio público, señaló que los peatones deben estar en primer lugar en la jerarquía de la movilidad, pero la realidad es muy diferente.

Expresó que los ciudadanos se enfrentan con falta de banquetas en algunas calles del centro de la Ciudad, otras en mal estado y muchas sin las condiciones para el tránsito de personas en silla de ruedas.

Además, criticó que un bache sea reparado más rápido que una banqueta destrozada, ya que las autoridades señalan que la banqueta es propiedad del particular.

Prohibida la reproducción parcial o total.  Todos los derechos reservados de Rubicon, Global Trade, Customs & Business Partnership, S.C., del Autor y/o Propietario original de la publicación.  El contenido del presente artículo y/o cualquier otro artículo, texto, boletín, noticia y/o contenido digital, entre otros, ya sea propio o de tercero alguno, publicado en nuestra página de internet u otros medios digitales, no constituye una consulta particular y por lo tanto Rubicon, Global Trade, Customs & Business Partnership, S.C., sus colaboradores, socios, directivos y su autor, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el lector o destinatario le pueda dar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario