Mireya G. González: Solución integral a empresas ante el Covid 19

Mireya Guadalupe González de la Garza

Mireya Guadalupe González de la GarzaFuente: Cortesía

La crisis del Covid 19 ha afectado a México desde marzo del 2020 y su impacto será en tres aspectos: en la salud, en la economía y en la sociedad. Las empresas juegan un papel importante en esta situación y para poder atender las consecuencias de la contingencia y dar solución a esto, los empresarios; en primer lugar, deben hacer un análisis del aspecto financiero, del tema de solidaridad con el entorno más cercano y del ámbito del liderazgo. También será necesario adelantarse y prever qué pasará cuando termine la contingencia, es decir, asegurar la permanencia de las compañías ante este fenómeno que se está viviendo en el mundo.

Dentro del tema financiero, el manejo apropiado de flujo de efectivo se debe monitorear antes, durante y después de la contingencia; particularmente el flujo de operación que es el más importante. Además, revisar constantemente los costos de los productos o servicios que se ofrezcan a los clientes, tomando en cuenta que, en muchas ocasiones por mantener la venta, se sacrifican los márgenes de utilidad de los productos, ya que no es suficiente con sobrevivir, se debe revisar cada concepto erogado de manera individual para conocer si ese producto está siendo rentable.

Para el flujo de efectivo se debe tomar en cuenta si, durante el período de emergencia, la empresa cuenta con recursos para enfrentar la situación; esta debe ser muy organizada. Algunas recomendaciones son: ver el saldo de efectivo e inversiones convertibles en efectivo en los siguientes tres meses, revisar las próximas entradas en ese período por cobro de clientes u otras cuentas por cobrar; y esto totaliza el total disponible de la compañía; después, en el tema de pagos y gastos, priorizar los aspectos en la organización: lo urgente, lo esencial, lo esperado y las erogaciones innecesarias. En lo primordial y urgente, seguramente se considerarán los gastos por sueldos, por ser el tema indispensable para toda organización y en donde se ponen todos los esfuerzos para mantener a la fuerza laboral, pues es cierta la frase: “para la empresa lo más importante son sus trabajadores”. Los siguientes compromisos son el pago a proveedores, el financiamiento y el resto de las obligaciones que deberán ordenarse por urgencia e importancia.

Ante la situación de emergencia la empresa puede considerar entre sus opciones, tanto si contaba o no con un presupuesto, vender bienes que no estén creando valor en este momento a la compañía y que representan una alternativa para generar liquidez ante la emergencia, siempre que estos activos puedan convertirse en dinero en el tiempo requerido y a un valor justo.

Un tema apasionante y que es una constante en la empresa mexicana es el relacionado con responsabilidad social empresarial que en estos momentos se resume con la palabra “solidaridad” y, en orden de importancia es, sin duda, en primer lugar, son los empleados y posteriormente serán los compromisos con las otras partes relacionadas. En medio de la emergencia de salud es sumamente complicado para los empresarios poder cumplir con todos los gastos y pagos e intentar que sus recursos disponibles cubran las semanas que serán de contingencia.

Por ejemplo, durante el año 2009, muchas empresas pasaban por momentos diferentes, pero difíciles ante la crisis financiera de ese momento. Ante esta situación, algunas empresas pequeñas y medianas que tenían problemas con sus ingresos y deseaban mantener los empleos de sus trabajadores, tuvieron la iniciativa de negociar con ellos a través de una comunicación asertiva por los problemas de liquidez del negocio y el deseo del patrón de mantener su fuerza laboral el mayor tiempo posible. Por medio de esta forma se abordó el tema de acordar con ellos: las horas a trabajar por semana, eliminar un día sin pagar, en otros casos trabajar un día más si era necesario, los días de descanso, los días de vacaciones, es decir, una forma creativa y colaborativa de resolver la situación. Actualmente hay compañías que están tomando medidas inteligentes y consensuadas con sus empleados, al utilizar una comunicación de abajo hacia arriba, al despertar la conciencia individual y colectiva de los miembros de la organización.

Todo el esfuerzo realizado por los líderes de las empresas es con una gran pasión, todos ellos con un común denominador, trabajan para crecer personalmente, y trascienden a la vez al apoyar a sus partes relacionadas, y como comenta el Lic. Carlos Salazar, Presidente del Consejo coordinador empresarial, en estos momentos se deben “plantear medidas para apoyar a los más vulnerables y proteger el empleo”. Para el dueño de un negocio su responsabilidad, en muchas ocasiones, trasciende más allá, pues ante estos momentos de contingencia la solidaridad, principalmente, será con sus empleados.

Ante esta situación inesperada, el liderazgo es clave en todas las esferas. Los entes que sobrevivan serán aquellos que tengan a la cabeza a un gran guía que provoque en su gente el liderazgo tanto individual como colectivo. En las empresas es necesario contar con un líder que sea capaz de: motivar a su gente, acordar, negociar, gestionar con autoridades y que tenga un excelente manejo de las relaciones con sus clientes y proveedores. Una frase con certeza es “Cómo manejes tus relaciones y la situación en la contingencia, así será tu imagen y permanencia en los próximos años”, es decir, hay que trabajar para proyectar los caminos por andar.

Las empresas deben asomarse al futuro cercano cuando pase la contingencia, ya que es un riesgo si ante la emergencia, la empresa se dedica solamente a resolver los problemas inmediatos, pero no observa los cambios y oportunidades que están surgiendo a su alrededor en estos momentos, es recomendable asignar un responsable que se encargue de este tema.

La creatividad e innovación está presente en todo momento, y en la contingencia los líderes de las empresas deberán investigar las alternativas que surjan para reinventar sus productos y servicios: nuevas presentaciones, nuevos procedimientos, nuevas formas de atención al cliente, nuevas formas de entrega; es decir “hay que reinventarse”.

En conclusión, ante esta situación sin precedentes las empresas deben resolverla de manera integral en el tema financiero, en solidaridad con los empleados y sin duda el líder jugará un papel muy importante al tener una comunicación asertiva. Así también se requerirá de un líder flexible y atento a la “nueva normalidad” en el futuro cercano que seguramente tendrá grandes retos y un mundo mejor.

La autora es Profesor de Planta de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey y socia de Mirrub Soluciones.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.

Prohibida la reproducción parcial o total.  Todos los derechos reservados de Rubicon, Global Trade, Customs & Business Partnership, S.C., del Autor y/o Propietario original de la publicación.  El contenido del presente artículo y/o cualquier otro artículo, texto, boletín, noticia y/o contenido digital, entre otros, ya sea propio o de tercero alguno, publicado en nuestra página de internet u otros medios digitales, no constituye una consulta particular y por lo tanto Rubicon, Global Trade, Customs & Business Partnership, S.C., sus colaboradores, socios, directivos y su autor, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el lector o destinatario le pueda dar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario