Las epidemias dejan secuelas en la economía; y duran décadas

Coronavirus

La Reserva Federal de San Francisco (FRBSF por sus siglas en inglés), advirtió en un estudio reciente que las epidemias dejan secuela en las economías que suelen durar décadas. Sin señalar un tiempo específico, algunos de sus cálculos estiman un promedio de hasta 40 años, dependiendo de la magnitud del impacto.

El estudio se concentra en los efectos de las 12 grandes crisis sanitarias que ha
registrado el planeta desde el siglo XVII
hasta nuestros días con la gripe
aviar en Asia Históricamente se han reportado efectos muy similares.

El único paliativo que podría tener en este momento la
economía del planeta es que la pandemia generada por el Covid-19 es la primera
gran epidemia global de los tiempos modernos y los mercados financieros, así
como las herramientas de política monetaria de los bancos centrales podrían
dictar otra historia.

Adicionalmente, la pandemia actual se ha ensañado hasta
ahora con la población mayor de 60 años y parece “respetar” más la
fuerza de trabajo, lo que podría impulsar una recuperación más acelerada. Sin
embargo, de persistir los riesgos, existe también la posibilidad de que los
efectos perduren por muchos años, como en épocas anteriores.

El análisis de uno de los bancos centrales de Estados Unidos
(recordemos que, en la estructura, la Fed es el banco de bancos, pero existen
varios bancos centrales regionales), advierte que las epidemias suelen arrasar con las inversiones y disparar las necesidades
de utilizar el ahorro como instrumento de liquidez de corto plazo
, algo que
hasta el momento se ha cumplido al pie de la letra en la crónica de la epidemia
que vive el mundo en estos momentos. La inversión ha caído significativamente
en todo el planeta y las naciones tienen la necesidad de echar mano de sus
ahorros para financiar parte del gasto que deben enfrentar.

Estos factores: caída de la inversión y erosión del ahorro, pueden generar efectos de largo plazo que son de gran impacto para las economías. Una más de las herramientas de las que el mundo podría disponer es la de los llamados Bonos de Guerra, ante la devastación que ya inició y que no sabemos lo profunda que será.

Lee: El mundo se endeuda para mitigar los efectos de la crisis, y México no es la excepción

Este es el resumen
del gran golpe

Existen varias etapas de la crisis. La primera es, desde
luego, la propagación del virus por el mundo o por una determinada región. Si tendemos lo anterior, es un hecho
irrefutable que el planeta apenas está de salida de la primera fase
.

Enseguida empiezan los efectos más devastadores por sus
consecuencias económicas; estos efectos se pueden resumir en el desplome inicial de la inversión, ya que no
hay proyectos por financiar o estos son escasos
. El ahorro entra en shock,
aunque en los años inmediatos empieza su recuperación, como una reacción natural de los mercados para sustituir los recursos erosionados en los
tiempos de mayor azote de la calamidad, pero no es suficiente para impulsar la
economía
. Asimismo, la mano de obra es múltiple, pero los proyectos siguen
escasos. Lo anterior es devastador para las tasas de interés, que se desploman.
Otra vez hay concordancia con lo que empieza a suceder en el mundo.

Los retornos o
rendimientos de capital se hunden

Uno de los factores a los que deben acostumbrarse por muchos
años los inversionistas es al desplome
inmediato de los retornos de capital o rendimientos, la ganancia que buscan por
invertir en proyectos
. Estos retornos quedan deprimidos debido al exceso de
capital que existe para financiar cualquier proyecto si fuera el caso (esto no
sucede porque la economía en general está deprimida y el consumo se ubica por
los suelos). Además de que estos capitales compiten con el ahorro que, como ya
señalamos, empieza a acumularse por una reacción natural de los mercados.

Según el estudio, en general las epidemias son mucho más dañinas para las tasas de interés que una crisis financiera, La historia muestra que las tasas reales pueden permanecer a la baja por un  lapso de 5 a 10 años. Este desempeño de los retornos y de las tasas de interés en general en periodos de pandemia es muy diferente al que registran en época de guerra, cuando las tasas igualmente se desploman, pero suelen ajustarse al alza con la misma o mayor velocidad ante la demanda de recursos para financiar la reconstrucción y el acelerado incremento de la demanda post-bélica.

Recomendamos: Esto es lo que tardó México en recuperarse de cada crisis económica

Economía de guerra,
la otra gran salida

Para los autores del estudio en el FRBSF, la debacle de las
tasas de interés generada por la pandemia deja espacios para que los países
adopten estrategias similares a las de una economía de guerra, con acciones concretas como el impulso al
endeudamiento y la aplicación de estímulos
(otra de las similitudes que ya
se observan en casi todos los países del mundo).

Desde su punto de vista y basados en la experiencia
histórica, las tasas de interés van a bajar más, ¿pero qué tanto si ya están en
cero absoluto? Esa es una de las grandes conclusiones del análisis, calculan
que podrían moverse hacia un objetivo de
-2 por ciento en los próximos años
.

Así, salvo que suceda un escenario mágico en el que mañana
mismo se logre obtener una vacuna contra el coronavirus y toda la población del
planeta tenga acceso inmediato y gratuito a la misma, eliminado de tajo todos
los efectos del virus, es casi imposible
evitar que la economía del mundo pase por una oscura noche y que registre
múltiples secuelas por un largo tiempo, quizás década
s.

Incluso, en este escenario mágico ya es imposible detener algunos de los efectos en la economía del mundo, provocados tras meses de confinamiento, aumento de la deuda global y millones de empleos perdidos.

Lee: México se ‘queda corto’ en su esfuerzo fiscal para enfrentar crisis

The post Las epidemias dejan secuelas en la economía; y duran décadas appeared first on Alto Nivel.

Prohibida la reproducción parcial o total.  Todos los derechos reservados de Rubicon, Global Trade, Customs & Business Partnership, S.C., del Autor y/o Propietario original de la publicación.  El contenido del presente artículo y/o cualquier otro artículo, texto, boletín, noticia y/o contenido digital, entre otros, ya sea propio o de tercero alguno, publicado en nuestra página de internet u otros medios digitales, no constituye una consulta particular y por lo tanto Rubicon, Global Trade, Customs & Business Partnership, S.C., sus colaboradores, socios, directivos y su autor, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el lector o destinatario le pueda dar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario