Dan a conocer los lineamientos sanitarios para volver al trabajo

Los protocolos son de obligada aplicación, incluyen una autoevaluación que debe ser avalada por el IMSS y se complementan con el semáforo de alertas.

Este lunes entraron en vigor las medidas que deberán seguir las empresas que reanudan actividades en distintos puntos del país a fin de evitar picos epidémicos en las zonas que no lo han tenido o rebrotes donde ya lo padecieron, a la par que entró en operación el Sistema de Alerta Sanitaria que cada semana difundirá información sobre el comportamiento de la epidemia en cada zona del país y determinar así el nivel de restricción en las actividades económicas, sociales y educativas.

El documento denominado Lineamientos Técnicos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral y emitido por el Gobierno Federal señala que el proceso para llegar a la “Nueva Normalidad” consta de tres etapas.

La primera etapa empezó el lunes 18 de mayo con la apertura de la actividad laboral en los municipios que no tienen contagios ni en sus municipios vecinos; la segunda etapa va del mismo lunes 18 al 31 de mayo y servirá para que las empresas o industrias dedicadas a actividades consideradas como esenciales adopten y validen los protocolos y reinicien actividades de conformidad con el proceso establecido.

La tercera etapa parte del 1 de junio y es propiamente la reapertura socio-económica que estará basada en un sistema de semáforo de alerta sanitaria semanal por regiones (estatal o municipal) que determinará el nivel de alerta sanitaria y definirá qué tipo de actividades están autorizadas para llevar a cabo en los ámbitos económico, laboral, escolar y social. Los niveles de alerta del semáforo son máximo, alto, medio y bajo, y serán dictados por la autoridad federal.

Los Lineamientos los publicó la Secretaría de Salud en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 14 de mayo y al día siguiente difundió una nueva versión con precisiones al documento previo, estableció que son de obligada aplicación de las actividades consideradas como esenciales de la industria de la construcción, minería y fabricación de equipo de transporte, que se constituirán en referente para el resto de las actividades esenciales, y su vigencia durará hasta que se declare terminada la emergencia sanitaria.

Valoración del IMSS

A partir del lunes, empresas e industrias deberán responder bajo el acuerdo de buena voluntad las preguntas planteadas en el documento “Autoevaluación del Protocolo de Seguridad Sanitaria”, en el que está sintetizado el protocolo, usando para ello la plataforma www.gob.mx/nuevanormalidad, además de cumplimentar la Carta-Compromiso y el registro de cada planta, incluso las que pertenecen a un mismo grupo. El resultado de la autoevaluación lo dará en IMSS vía electrónica en un plazo no mayor a 72 horas, y puede ser aprobatorio, que el Instituto solicite ampliación de información o deniegue el protocolo y, por tanto, la empresa no podrá iniciar actividades.

Además de las medidas comunes como tener siempre disponible solución gel base alcohol al 70% para el lavado de manos, proveer lentes protectores y/o caretas, el documento establece medidas de control de ingreso y salida de trabajadores, clientes y proveedores de las instalaciones de las empresas, para lo cual deberá establecerse un filtro conforme a las especificaciones del “Lineamiento general para la mitigación y prevención de COVID-19 en espacios públicos cerrados” para la identificación de personas con infección respiratoria aguda.

Tapetes desinfectantes

También propone colocar tapetes desinfectantes con concentraciones de hipoclorito de sodio de al menos 0.5% y establecer entradas y salidas exclusivas del personal, o dividir con barreras físicas en el caso de que haya un solo acceso.

A los trabajadores que se detecten signos de enfermedades respiratorias o temperatura corporal mayor a 37.5 °C, se debe designar un área de estancia y aislamiento, dotarlas de un cubrebocas y remitirlas al domicilio particular a los servicios médicos.

Recomienda evitar el hacinamiento en espacios, establecer horarios alternados de comidas, baños y actividades cotidianas para reducir el contacto entre personas, incrementar el número de vehículos destinados al transporte de personal para reducir el hacinamiento y la posibilidad de contagios, manteniendo una sana distancia y la ventilación natural del transporte.

Los lineamientos recomiendan que se promueva entre los trabajadores la “No Discriminación” para las personas que hayan tenido COVID-19 o hayan convivido con algún familiar que lo tenga o haya tenido, y respecto de los grupos vulnerables, como embarazadas, personas con obesidad o adultas de mayores de 60 años, que viven con diabetes e hipertensión descontroladas, VIH, cáncer o con discapacidades sugiere que antes del regreso o dentro del primer mes de haber regresado al trabajo se les otorguen las facilidades para acudir a consulta con su médico familiar o médico de empresa para evaluar su control y tratamiento.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario