Crédito al consumo tiene su peor julio desde 2009; cae 8.9%

El crédito vigente al consumo cayó 8.9 por ciento a tasa anual real en julio, lo que implica el menor registro para un séptimo mes desde 2009, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

En julio se registraron créditos por 981 mil 246 millones de pesos, mientras que hace un año eran de un billón 39 mil 759 millones de pesos, lo que implicó la contracción de 8.9 por ciento, descontando la inflación.

Esta es la mayor caída en el consumo para un séptimo mes desde 2009, cuando en dicho año el crédito al consumo se desplomó 20.2 por ciento.

Por otra parte, los préstamos a empresas aumentaron 4 por ciento anual real este julio, a 2.8 billones, el menor avance para dicho periodo desde 2014.

El crédito al consumo representa el 20 por ciento en el total de préstamos, por lo que la cartera total vigente creció sólo 1.1 por ciento a tasa anual real, su menor avance en 10 años.

Alberto Ramos, economista en jefe para América Latina de Goldman Sachs, dijo que esto es reflejo del impacto que ha tenido el coronavirus en la actividad económica.

“Es probable que la fuerte contracción esperada de la actividad real en 2020 y el impacto relacionado en el mercado laboral reduzcan la demanda de crédito por parte de los hogares y, por el lado de la oferta, lleven a los bancos a endurecer los estándares de préstamos, volviéndose más exigentes en la creación de nuevos créditos dado el aumento del riesgo macro (desempleo)”, sostuvo.

Prohibida la reproducción parcial o total.  Todos los derechos reservados de Rubicon, Global Trade, Customs & Business Partnership, S.C., del Autor y/o Propietario original de la publicación.  El contenido del presente artículo y/o cualquier otro artículo, texto, boletín, noticia y/o contenido digital, entre otros, ya sea propio o de tercero alguno, publicado en nuestra página de internet u otros medios digitales, no constituye una consulta particular y por lo tanto Rubicon, Global Trade, Customs & Business Partnership, S.C., sus colaboradores, socios, directivos y su autor, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el lector o destinatario le pueda dar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario